domingo, 20 de septiembre de 2015

DISTINTAS FORMAS DE MIRAR EL AGUA. Julio Llamazares

Título: Distintas formas de mirar el agua
Autor: Julio Llamazares
Editorial: Alfaguara

Fecha: 2015

Páginas: 87 (ebook)

ISBN 978-84-204-8796-0

Una familia, cuyos miembros viven dispersos por distintos lugares del norte de España, se reúne a causa del fallecimiento del abuelo Domingo. Se disponen a esparcir sus cenizas en el pantano  que fue construido en la zona donde anteriormente estaba ubicado el pueblo originario de dicha familia.

Distintas formas de mirar el agua es una novela coral en la que cada uno de los personajes nos ofrece, en primera persona y en forma de monólogo interior, sus pensamientos y reflexiones sobre los hechos. Aparecen en el libro dieciséis voces narrativas distintas, desde el testimonio de la abuela Virginia, ahora viuda, hasta el de los hijos y nietos con el de sus respectivas parejas. Son dieciséis perspectivas diferentes ante un acontecimiento que marcó a la familia para siempre: el destierro de los habitantes de unos pueblos montañosos de León tras la expropiación de los terrenos en que vivían para la construcción de un embalse, y su posterior reubicación en una zona de la meseta palentina donde tuvieron que rehacer su vida.

Una misma realidad analizada desde distintos ángulos,  según el lugar que cada uno de los personajes ocupa en la familia y también según la personalidad y la edad de cada narrador. Unos recuerdan con tristeza y nostalgia, otros con comprensión, otros con indiferencia, otros, como el nieto Jesús, con una actitud crítica ante la resistencia al cambio de los abuelos…

Y en el centro del pensamiento de todos, el abuelo que ya no puede pensar ni hablar, pero al que conocemos a través de los ojos de los demás. Un personaje admirable y digno, que representa a toda una generación de hombres del medio rural, abnegado, dedicado en cuerpo y alma al trabajo para sacar adelante a los suyos, “era un hombre serio, de esos para los que la palabra vale lo mismo que un documento” dice de él su yerno Miguel, o “un hombre bueno y honesto, educado a la antigua y poco expresivo” piensa Emilio, otro de los personajes.

Son temas centrales del libro el desarraigo, el destierro que deja su huella imborrable, el dolor que produce la pérdida de las raíces, la nostalgia por la lenta y progresiva desaparición del mundo rural y también la belleza de los paisajes montañosos y de la naturaleza en general.

La historia está basada en un suceso concreto de la biografía del autor, pues según él mismo ha comentado, su familia fue desalojada junto a otros vecinos de su pueblo natal, Vegamien, y de los pueblos de alrededor, cuando en 1968 se construyó el embalse del Porma anegando los pueblos leoneses de la zona.

Esta obra de Julio Llamazares me ha parecido buena a pesar de que en ciertos momentos me resultara repetitiva y monótona, dando vueltas a lo mismo una y otra vez, aunque cambiando de narrador.

Distintas formas de mirar el agua es una novela corta y sosegada, con una trama simple y lineal en la que no hay acción, ni sorpresas, ni intriga y a pesar de ello resulta atractiva para el lector, quizás porque está muy bien escrita, con un lenguaje sencillo y agradable.

Por aquí dejo un enlace a Youtube con una entrevista a Julio Llamazares sobre esta novela  https://youtu.be/CyJgmmPvUxg 

jueves, 17 de septiembre de 2015

LOS DISPAROS DEL CAZADOR. Rafael Chirbes

Título: Los disparos del cazador
Autor: Rafael Chirbes
Editorial: Anagrama
Colección: Compactos, 313

Fecha: 1994

Páginas: 136

ISBN 84-339-6746-0

El protagonista y narrador de esta historia es Carlos, un hombre mayor que vive solo, con la ayuda de un criado porque ya no se vale por sí mismo. Rememora su pasado en primera persona después de haber comprobado, a través de las anotaciones en un cuaderno de su hijo Manuel, lo que ambos ya sabían, que nunca se entendieron, que eran dos personas con puntos de vista totalmente opuestos e irreconciliables.

Carlos es un hombre ambicioso y tozudo, oportunista y practicante de la doble moral, tan en boga en ciertas capas de la sociedad española en la época de la novela. Como tantos otros se enriqueció durante la posguerra gracias a negocios no siempre honestos, se rodeó de contactos que le introdujeron en el mundo de la especulación y el dinero fácil y a pesar de todo no sólo no se arrepiente de su conducta sino que se siente orgulloso de ella, tanto, que todo el texto no es más que una justificación de su proceder en la vida.

Pero si los negocios iban viento en popa no ocurría lo mismo con las relaciones familiares, enturbiadas por  una vida al margen de la oficial, en la que las infidelidades son una constante, como lo son las posturas enfrentadas con su padre y con su suegro al que lo une un sentimiento de  rivalidad y rencor.  

Los disparos del cazador es una gran novela que nos presenta una historia dura, de soledad e incomprensión y que deja en el ambiente un halo de tristeza. La obra está escrita con talento y maestría, con una prosa sencilla y elegante. Los hechos se narran de forma sutil, sin necesidad de ahondar en ellos y es el lector el que intuye y saca conclusiones implícitas en la trama.

Los disparos del cazador (1994) es la novela hermana de otra anterior del autor La buena letra (1992). Son dos caras de una misma moneda. Si en La buena letra la protagonista pertenece al bando de los vencidos en la guerra civil y su relato va dirigido a su hijo, en ésta el narrador protagonista pertenece al bando de los vencedores y quizás sea su nieto el depositario de sus recuerdos. Son historias paralelas que en cierto modo se complementan. Las dos son novelas cortas en las que el eje es la memoria que siempre vuelve.

Reseña de "La buena letra" de Rafael Chirbes: 
http://blogdejosefinaarmenteros.blogspot.com.es/2015/09/la-buena-letra-rafael-chirbes.html



martes, 8 de septiembre de 2015

LA BUENA LETRA. Rafael Chirbes

Título: La buena letra
Autor: Rafael Chirbes
Editorial: Debate

Fecha: 1992

Páginas: 64 (Libro electrónico)

ISBN 84-8306-081-7

La buena letra es una novela corta protagonizada por una mujer que relata a su hijo en primera persona su historia familiar. Ya mayor, viviendo sola y por lo tanto cada vez más unida a sus recuerdos, hace un análisis retrospectivo de lo que ha sido su vida, retrocede en el tiempo desde el presente, ahora que se ven las cosas más claras, con la lucidez que da el paso del tiempo.  Revive un pasado marcado por el sufrimiento causado por la guerra y la represión pero también por el desengaño y por supuesto por el amor que, al menos, hacía más llevadera la injusticia.

El autor ha sabido plasmar con sencillez, pero a la vez con contundencia un buen retrato de una época dura, en la que los distintos miembros de la familia se veían obligados a compartir techo y comida, debido a la penuria y escasez en esa etapa dolorosa de la historia de España que fue la de la represión franquista.

Rafael Chirbes nos trae la voz de una mujer cuya historia personal es el prototipo de toda una generación de mujeres abnegadas y sufridoras. Resulta conmovedor el reflejo fiel de la soledad y el aislamiento de las mujeres en ese tiempo, mujeres que a la vez necesitan sacar fortaleza de donde no había, que se olvidaban de ellas mismas para volcarse de lleno en los demás, el marido, los padres, los suegros, los hijos o cualquier otro miembro de la familia que necesitara ayuda. Ese es el caso de la protagonista de esta historia y también de la abuela María, un personaje que proporciona a la novela ciertos pasajes llenos de grandeza por su abnegación y sabiduría. ¡Cómo se puede transmitir tanto con tan pocas palabras!

La buena letra me ha parecido una gran novela que ha conseguido, en pocas páginas,  con un tono intimista y una prosa sencilla y diáfana, emocionarme y transportarme al entorno humilde y tristón en que se desarrolla la historia.  

Bien, pues a partir de ahora Rafael Chirbes  será otro de mis escritores imprescindibles, por tres motivos principalmente. Uno, porque me ha cautivado con esta novela que me he leído en unas pocas horas, en las que la emoción y las lágrimas no han estado ausentes y porque intuyo que me va a enseñar mucho con su prosa y su buena literatura.

Dos, porque confío en el criterio del gran escritor Antonio Muñoz Molina quien en un artículo en el diario El País  escribía:

 “Ahora, cuando tanta moneda falsa pasa por literatura y a tanto rufián con ganas de trepar se le expide a toda velocidad el certificado del genio, las novelas de Rafael Chirbes son un ejemplo de dignidad solitaria, de aprendizaje y talento, de absoluto empeño de escritor al margen de cualquier reclamo de alta o baja moda, que de las dos hay". Y, más adelante:

“Las novelas de Rafael Chirbes, las que ya ha escrito y las que aún faltan por escribir, seguirán alimentando la imaginación y la inteligencia de esos lectores que no dejan de buscar el fulgor de la vida y la pasión moral en la literatura”



Y tres, por estas palabras del propio Chirbes con las que me siento plenamente identificada: “Hay una especie de amor por los de abajo en todos mis libros. No me acabo de curar de eso”.
-------
Reseña "Los disparos del cazador" de Rafael Chirbes: 
http://blogdejosefinaarmenteros.blogspot.com.es/2015/09/los-disparos-del-cazador-rafael-chirbes.html

martes, 1 de septiembre de 2015

LA MAGIA DE ESCRIBIR. José Antonio Marina; María de la Válgoma

Título: LA MAGIA DE ESCRIBIR
Autor: José Antonio Marina; María de la Válgoma
Editorial: Debolsillo (Penguin Random House)
Colección: Literatura, 347
Fecha: 2015
Páginas: 187
ISBN 978-84-9062-648-1

La magia de escribir trata de la importancia de la expresión escrita para el ser humano. Los autores realizan un breve recorrido por la historia de la escritura, analizan sucintamente cómo se pasó de la expresión oral a la escrita y cuáles fueron los inicios y la causa de la aparición de la escritura.

En un segundo bloque temático hallamos algunas reflexiones sobre la enseñanza de la escritura en la escuela y los centros de enseñanza media, que está muy lejos de conseguir fomentar, al menos en los adolescentes,  el hábito de la escritura como creación literaria. Y es que es necesario despojar la enseñanza de la lengua y la literatura de tanta teoría y ejercitar más la parte práctica,  la parte creadora e imaginativa de dicha lengua, como herramienta eficaz para la comunicación y el deleite personal.

Pero la parte más atractiva de este pequeño manual es cuando trata de la escritura en su vertiente artística, como creación literaria y como fuente de cultura, esbozando un breve repaso del proceso creador desde el nacimiento de una idea válida hasta su desarrollo y posterior plasmación como relato literario.

Destacaría las continuas referencias a conocidos pedagogos y sobre todo a escritores que ilustran muy claramente con sus palabras o con sus hechos, todo lo que se dice en el libro, cuyas palabras y experiencias sustentan firmemente la teoría; así encontramos comentarios de Borges, Francisco Umbral, Franz Kafka o poetas como Lorca o el gran Machado.

En fin, un librito recomendable, sencillo y valioso que anima a la escritura como el anterior de los autores, La magia de leer, también comentado en este blog, animaba a la lectura.


Y termino con este bonito poema de Antonio Machado, mencionado en el libro:

En mi soledad
he visto cosas muy claras
que no son verdad.

-------------------

La magia de leer. José Antonio Marina y María de la Válgoma: 

http://blogdejosefinaarmenteros.blogspot.com.es/2015/07/la-magia-de-leer-jose-antonio-marina.html