martes, 11 de junio de 2013

LA SONRISA ETRUSCA. José Luis Sampedro


Antes de comentar La sonrisa etrusca quiero confesar mi debilidad por su autor,  José Luis Sampedro, el comprometido profesor y humanista que nos dejó un poco huérfanos de sabiduría hace un par de meses. Desde que leí su librito El mercado y la globalización hace ya bastante tiempo, este hombre me cautivó por su sencillez, sinceridad, cordura y valentía al ir contracorriente en “el río que nos lleva”, como titula una de sus obras. Mi admiración se basa en que siempre vi en él a una persona coherente que defendió sus ideas, que luchó y animó a luchar pacíficamente a los demás hasta el último momento de su vida con el gran y loable objetivo de conseguir un mundo mejor, una sociedad más justa y más humana.

La sonrisa etrusca es una historia sencilla, contada con sentimiento y con cierta dosis de poesía en algunos de sus párrafos. Asistimos de la mano del protagonista Salvatore Roncone, a la última etapa vital de un  luchador, de un hombre en principio rural, hosco a veces, curtido por el sufrimiento y el dolor, y también dominado por  prejuicios y visiones distorsionadas de la realidad, un hombre machista y contradictorio que a lo largo de las páginas del libro se va transformando en un ser más completo y más complejo, más humano, más sensible, más femenino, piensa él, gracias a la influencia de la llegada de  Hortensia a su vida, pero sobre todo gracias al amor que ha despertado en él su nieto de apenas un año de edad.  

El pequeño provoca en el abuelo una nueva oleada de amor sincero y sin condiciones, lo perfecciona como persona al permitirle conseguir la unión de los dos sexos, el del hombre y el de la mujer que se complementan y se enriquecen mutuamente, como se deduce de las palabras que él mismo llega a decir a su nieto: si tú necesitas abuela lo seré para ti, ya me voy haciendo. Solamente por arriba, ¿eh?, ¡cuidado!, ¡abajo con lo de siempre! Pero por arriba… ¿no te has dado cuenta? ¿no me notas más blando cuando te cojo en brazos? Un poquito, ¿verdad? Me están creciendo pechos, acabaré teniéndolos para ti, niño mío…

Por otro lada el personaje central está plenamente logrado,  llena la novela y la desborda con su rotunda y compleja  personalidad, con sus claroscuros, con sus luces y sus sombras, con sus defectos y sus virtudes y por eso precisamente, por su humanidad, se hace querer por el lector que después de conocerlo mejor, acaba comprendiéndolo, empatizando con él y amándolo en su complejidad.

En cierta medida esta novela es un reflejo de la propia filosofía de vida del autor, donde prevalecen la sencillez, el amor, la entrega sin condiciones, la valentía, la sinceridad…; también aparece el  desprecio por la hipocresía en el viejo Bruno que no acepta dobles caras, que rechaza la falsedad y la mentira y busca la autenticidad…

Si hay una palabra que caracteriza el contenido de La sonrisa etrusca, ésa es ternura. Ese sentimiento es el que predomina y atraviesa las páginas de esta bonita historia cargada de emociones y humanismo.
Totalmente recomendable por su sencilla profundidad.
 
Los esposos, escultura del arte etrusco que inspira el título a la novela
 
 

9 comentarios:

  1. Hola Josefina. Yo también confieso mi debilidad por este autor. He leído varaias de sus novelas y todas me han parecido excepcionales, por su forma de escribir, por las cosas que te transmite. Me apenó mucho su fallecimiento.
    "La sonrisa etrusca" para mí es una pequeña obra de arte que derrocha, como tú nos dices, ternura a raudales. En la biblioteca donde trabajo, lo recomiendo constantemente y nunca decepciona.
    Te recomiendo "La vieja sirena".
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marian por la recomendación. "La vieja sirena" lo tengo en casa, así es que algún día lo leeré sí y si tú lo recomiendas por algo será.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Te he elegido como una de las ganadoras del premio One Lovely Blog.
    Pásate por mi blog para recoger tu premio y saber de que va. ¡Espero que participes!

    Un beso
    http://elhechizodepapel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. JOSEFINA, he entrado en tu blog porque hoy comentaré "La sonrisa etrusca" en una emisora local rural (Onda San Clemente) y estoy totalmente de acuerdo contigo como verás en post que hace tiempo compartí http://participacionruralviva.ning.com/profiles/blogs/un-libro-para-la-ternura-la

    ResponderEliminar
  5. Hola Paz, he leído tu post y sí, veo que compartimos opinión. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Este libro me dejó impactada por la forma que tiene de describir los sentimientos. Recomendable 100%

    ResponderEliminar