jueves, 3 de marzo de 2016

EL PATO SALVAJE. Henrik Ibsen

Título: EL PATO SALVAJE
Autor: Henrik Ibsen (1828 - 1906)

Editorial: Digitalizado por Librodot.com

Fecha: 1884

Páginas: 77 (ebook)


Otra obra de teatro del escritor noruego Henrik Ibsen, autor de Casa de muñecas y de Un enemigo del pueblo, entre otras. El pato salvaje, también conocida como El pato silvestre, es una obra dramática en cinco actos que trata el tema de la defensa de un ideal y sus posibles consecuencias.

Hjalmar Ekdal vive con su familia relativamente feliz hasta que aparece su amigo Gregorio Werle, que intenta ayudarle haciendo todo lo posible para que salga a la luz la verdad sobre un turbio pasado relacionado con su propio padre. Sin embargo las consecuencias del esclarecimiento de los hechos no son, ni de lejos, las que Gregorio pretendía y todo acaba de forma trágica e inesperada.

Resulta interesante el personaje del doctor Relling que viene a ser el contrapunto del personaje de Gregorio. Ellos representan dos posturas opuestas, el primero es defensor de la tranquilidad y la felicidad aunque se asiente en la mentira, mientras que el amigo de Hjalmar defiende que es imprescindible conocer la verdad y superarla para alcanzar realmente la dicha.

Es una obra cargada de simbolismo. Así por ejemplo, en mi opinión, el pato salvaje, que aparece en la obra herido y cuidado después en casa de los Ekdal, representa la huella, la presencia del daño causado por el poderoso señor Werle, padre de Gregorio, a la familia de Hjalmar. Representa todo lo usado, maltratado y después cedido como donativo para comprar voluntades, para acallar conciencias, pero eso sí, dicho donativo para que surta el efecto deseado, ha de estar disfrazado de benevolencia, de favor desinteresado.

Es una lectura sencilla en apariencia pero que como la mayoría de las buenas obras literarias ofrece varios niveles de interpretación. Nos podemos quedar en la superficie, en la historia en sí misma o podemos profundizar en el simbolismo que encierra y su interpretación. Depende del lector, pero lo que está claro es que es una buena obra teatral, de las que remueven conciencias y provocan preguntas en el lector ¿hasta qué punto es conveniente conocer una verdad dolorosa? ¿merece realmente la pena llevar el idealismo hasta sus últimas consecuencias? ¿es mejor vivir feliz en la ignorancia o conocer la verdad aunque duela? Esa es la cuestión que late en el interior de esta recomendable obra dramática decimonónica, que a pesar del tiempo transcurrido desde su aparición sigue resultando actual. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario